jueves, 28 de junio de 2012

Contratos Reales de Mutuo, Comodato, Depósito y Prenda



CONTENIDO

1.    INTRODUCCIÓN
2.    CONTRATOS REALES EN EL DERECHO ROMANO
2.1    CONTRATO REAL MUTUO
2.1.1 Definición
2.1.2 Aspectos a tener en cuenta
2.1.3 Elementos que intervienen
2.1.4 Efectos del mutuo
2.1.5 Acciones judiciales
2.1.6 Extinción del mutuo
2.2 CONTRATO REAL DE COMODATO
2.2.1 Definición
2.2.2 Aspectos a tener en cuenta
2.2.3 Elementos que intervienen
2.2.4 Obligación de las partes
2.2.5 Acciones judiciales
2.2.6 Extinción del comodato
2.3 CONTRATO REAL DE DEPÓSITO
2.3.1 Definición
2.3.2 Aspectos a tener en cuenta
2.3.3 Elementos que intervienen
2.3.4 Depósito irregular
2.3.5 Obligación de las partes
2.3.6 Extinción del depósito
2.3.7 Acciones judiciales
2.4 CONTRATO REAL DE PRENDA
2.4.1 Definición
2.4.2 Aspectos a tener en cuenta
2.4.3 Elementos que intervienen
2.4.4 Acciones judiciales
2.4.5 Extinción de la prenda
3. CONCLUSIONES
4. BIBLIOGRAFÍA


1.  INTRODUCCIÓN
En el presente trabajo trataremos de manera sucinta y concisa los contratos reales, los cuales no son más que aquellos en los que la obligación se contrae mediante una cosa, es decir los que se perfeccionan con la entrega de la cosa, siendo ésta el objeto del contrato, teniendo en cuenta que la entrega no es aquí el resultado del cumplimiento del contrato, sino el presupuesto de su propia existencia, requisito de su perfección y señal que inicia la eficacia del mismo.  Dentro de este tipo de contrato encontramos: el mutuo, el comodato, la prenda y el depósito. 

De igual forma, nos enfocaremos en la definición y clasificación de cada uno de estos, con sus respectivas características principales, contando con sus elementos, efectos u obligaciones de las partes, acciones judiciales y modos de extinción.


Finalmente, anexaremos las diversas conclusiones observadas durante el desarrollo general de nuestro trabajo investigativo en relación al tema principal (Contratos Re) y a sus cuatro clasificaciones. Esperamos éste proyecto sea una ayuda sustancial y con total entendimiento para todos.

2.    CONTRATOS REALES EN EL DERECHO ROMANO
Un contrato consiste en un acuerdo de voluntades que se establece con el fin de generar obligaciones. Éstas se pueden generar, extinguir o modificar mediante dicha manifestación del consentimiento.

En el Derecho Romano, se conocen cinco tipos de contratos que se clasifican según la forma cómo se perfeccionan; los Verbis, Litteris, Reales, Consensus e Innominados. A continuación se hará un estudio de los contratos reales.

Un contrato real es la manifestación de la voluntad de manera no formal que se perfecciona con la entrega de la cosa corporal a una persona, obligada por ello a restituirla. “Es decir, para su conclusión no bastaba el mero acuerdo de las voluntades, sino que se requería, además, la entrega de una cosa (datio rei), por una de las partes a la otra.”  (Bernard, Curso de derecho privado romano, 2006)

Por lo tanto, el consentimiento de la entrega de la cosa y la propia entrega, por una de las partes, son los elementos constitutivos del contrato real. El consentimiento se establece como requisito previo y la entrega, como conclusión y perfeccionamiento del mismo. Por lo cual si hace falta alguno de estos dos elementos, no existirá  acuerdo o éste será ineficaz.

En la compilación justinianea se consideran como contratos reales al mutuo, que transfiere la propiedad, la prenda, que transmite la posesión, y el comodato y el depósito que transfiere únicamente la mera detentación.

2.1  CONTRATO REAL MUTUO:

2.1.1      Definición:
Es un contrato real, unilateral y de derecho estricto, en el cual una persona, en calidad de mutuante, entrega, transfiriendo la propiedad, a otro, mutuario, una cantidad de dinero o cosas fungibles con la obligación de devolverle posteriormente otro tanto del mismo género y calidad. (Varela, 1987)

2.1.2  Aspectos a tener en cuenta:
·         Es un contrato real: Se perfecciona con la Datio de la cosa. La simple promesa de mutuo no obliga a entregar. Con la entrega se transmite la propiedad. Su función socio-económica es ser un contrato de préstamo de consumo.

·       Es unilateral: La única obligación que produce está a cargo del mutuario que corresponde a devolver la cantidad recibida con cosas del mismo género  y calidad.

·       Contrato derecho estricto: El mutuario quedaba obligado a restituir exactamente la misma cantidad de lo que se le había prestado. Por lo tanto, el juez ante un eventual litigio sólo consideraba si el préstamo había tenido logar o no en razón de absolver o condenar al demandado, sin entrar a estudiar la buena fe, la intención de las partes, la equidad y justicia. (Bernard, Curso de derecho privado romano, 2006)

·         El mutuo es un contrato gratuito por naturaleza y oneroso por excepción: A pesar de la gratuidad del préstamo de consumo, nada impide que mutuante y mutuario estipulen unos intereses (usurae) del capital o de la cantidad prestada, a través de una stipulatio verbis anexa al contrato. El préstamo mutuo con intereses se denomina fenus. (Bernard, Curso de derecho privado romano, 2006)

Los intereses han tenido la siguiente evolución:
o   Antes de la ley de las XII Tablas no había limitación alguna sobre la fijación de intereses, lo cual llevó a un cobro excesivo por parte de los prestamistas.
o   En la Ley de las XII Tablas se fijó el máximo de interés este se denominaba unciarum foenus que equivalía al 8% anual.
o   Posteriormente esta tasa bajo a la (4%)  y se denominó semiunciarum foenus.
o   Con el emperador Cicerón ésta se restableció  y se cobró por mensualidades, lo que dio lugar a fijar la tasa en el 1% mensual, que rigió hasta el derecho de Justiniano.
o   En la época justinianea se fijaron nuevas limitaciones según la naturaleza de las operaciones y la calidad de las personas generando cuatro tipos de interés según la clase y profesión de las partes contratantes:
o   Tasa general, que consistía en toda estipulación de interés no reglamentada por alguna regulación específica, fijada con un máximo del 6% anual.
o   Personas ilustres, préstamos realizados por estas personas admitían un máximo de interés del 4% anual.
o   Interés de banqueros y comerciantes, les estaba permitido convenir intereses hasta del 8% anual 
o   El  nauticum fenus para sumas destinadas a ser trasportadas por vía marítima, debido al riesgo que implicaba este tipo de préstamo tenía un máximo de interés del 12% anual. (Villegas, Derecho Romano Online, 2010)

2.1.3      Elementos que intervienen:

·       Mutuante: Persona que entrega una cantidad de dinero o cosas fungibles en préstamo.
·       Mutuario: Persona que recibe el préstamo y está en la obligación de devolverlo en la misma cantidad, del mismo género y calidad.
Ambos deben tener capacidad y poder de disposición

·         Elementos reales: Constituidos por el dinero o cosas fungibles dadas en mutuo, cuya propiedad pasa al mutuario con la datio. (FUOC, Derecho Patrimonial Romano, 2002)

       2.1.4 Efectos del mutuo:
El mutuario se hacía dueño de las cosas mutuadas y, en consecuencia, podía enajenarlas, consumirlas y usarla, y eran de su cuenta, todos los riesgos que pudieran correr las mismas, desde el momento en que las recibía.

También surge la obligación en cabeza del mutuario de entregar al mutuante, en el término marcado,  no las mismas cosas en especie, sino del mismo género y calidad. (Varela, 1987)
Se pueden dar las siguientes situaciones:

·         Si el mutuante no era dueño de las cosas mutuadas: el tercero dueño de ellas podía reivindicarlas del pretendido mutuario mientras pudieran ser reconocidas, es decir, siempre y cuando no hubieran sido consumidas.

·         Si las cosas habían sido consumidas de mala fe: por el mutuario, el mutuante incapaz podía ejercitar contra aquel, la acción llamada  ad exhibendum.

·         Si el mutuante no era legalmente capaz de enajenar las cosas mutuadas: el contrato de mutuo no podía formarse puesto que la mutui datio no se realizaba. (Villegas, Derecho Romano Online, 2010)

2.1.5.  Acciones judiciales:
·         Condictio certae creditae pecuniae: Acción que podía interponer el mutuante para hacerse devolver las cosas mutuadas de la misma especie y calidad.

·         Condictio certae creditae pecuniae (condictio certae pecuniae): Acción que podía interponer el mutuante si el dinero era el objeto. (Villegas, Derecho Romano Online, 2010)

2.1.6. Extinción del mutuo:

*  Cuando se devuelva la cosa al mutuante, de igual cantidad, calidad y peso.
*  Si las cosas mutuadas perecían en poder del mutuario, así fuera por caso fortuito, éste no quedaba libre de su obligación, puesto que el objeto de ella no había sido la individualidad de las cosas recibidas en mutuo.
*  En cuanto al plazo para la devolución, si no se había pactado, el mutuante podía pedir la restitución en cualquier momento.
*  Si se había pactado un plazo, y éste era en interés del deudor, él mismo podía devolver la cantidad recibida antes de expedir el término convenido. (Villegas, Derecho Romano Online, 2010)
2.2 CONTRATO REAL DE COMODATO O COMMODATUM

2.2.1 Definición:

“El comodato se presenta como un contrato real (en el cual el acuerdo, al que se añade la entrega efectiva de la cosa, dan lugar conjuntamente al nacimiento de la relación obligatoria), bilateral, imperfecto y gratuito” (Hinestrosa, 2007).

Otro autor agrega  “es un préstamo de uso en el que el comodante entrega una cosa inconsumible por tiempo determinado al comodatario, para que use de ella gratuitamente (commodum) y después se la devuelva” (Voterra, 1986)


2.2.2 Aspectos a tener en cuenta:

*   Se perfecciona con la entrega de la cosa el comodatario, dicha entrega solo confería la mera tenencia de la cosa, era una nuda Tradito.
*   La cosa entregada debía ser de cuerpo cierto, no había comodato de cosas fungibles ya que se debía restituir la cosa misma cosa recibida.
*   De carácter gratuito porque de lo contrario sería arrendamiento.
*   De buena fe, implicando en caso de incumplimiento de una de las partes el pretor podía valorar cada circunstancia.
* Es bilateral imperfecto ya que siempre generara obligaciones en cabeza del comodatario pero eventualmente y como consecuencia de ciertos hechos posteriores a la celebración del contrato se pueden generar obligaciones en cabeza del comodante. (Villegas, Derecho Romano On-line, 2010)


2.2.3 Obligaciones del comodatario:
·         Restitución de la cosa materia del contrato, una vez que se halla hecho de ella el uso convenido, o una vez expirado el término del contrato
·         En el cumplimiento de esta obligación tenía el comodatario el máximo de responsabilidad civil, porque solo el reportaba beneficio del contrato, respondía de su dolo y de todo clase de culpa y se designaba como culpa leve
·         Debía emplear en la conservación de la cosa el cuidado de un buen padre de familia solamente por caso fortuito y fuerza mayor queda libre de su obligación

2.2.4 Obligaciones eventuales del comodante:
·    Podía suceder que el comodatario hiciese un gasto extraordinario para la conservación de la cosa, surgía para el comodante la obligación de indemnizar el daño o reembolsar el valor del gasto.
·   En el cumplimiento de sus obligaciones el comodante tenía la mínima responsabilidad civil, así no estaba obligado a indemnizar los daños sufridos por el comodatario sino en el caso de dolo o culpa grave de su parte (Medellin, Lecciones del Derecho Romano, 2000)

2.2.5 Acciones judiciales:
Actio Comodati Directa; El comodante realizaba la acción para solicitar la devolución del
objeto.


Actio Comodati Contraria; El comodatario establecía en contra del comodante pidiendo una 
indemnización por los daños recibidos por la cosa recibida en comodato.


Exceptio doli; cuando comodante y comodatario no han fijado un término en que se deba
restituir el objeto, se entiende que el comodatario puede reclamar la cosa en cualquier momento. Sí esta
solicitud era dolosa y procuraba perjudicar al comodatario, éste último se podía defender a través esta, era 
un mecanismo de defensa judicial, con el cual el demandado pedía que no se cumpliera la pretensión del 
demandante, argumentando que actuaba con dolo. 


Actio furti; Si el comodante no se remitiera a dar un uso dentro de los parámetros estrictamente establecidos 
por el comodatario y respecto de la naturaleza de la cosa. En este caso, al abusar de su detentación, podría 
ser inculpado por furtumu usus a través de esta acción.



Actio negatiorum gestorum contraria; Si el comodatario que debe asumir los gastos normales de la cosa o realiza gastos extraordinarios. Para los gastos que el comodante le cause deliberadamente ejercita la actio de dolo.

Lex aquilia; Se concede al reclamar por los daños al comodatario. Él debe entonces restituir la cosa con todas sus partes y los frutos.


      Exceptio por compensación y ejercer el derecho de retención, estas dos por parte de EL       
      COMODATARIO.

2.2.6 Extinción del comodato:

Transcurso del plazo: Es la principal causa. Ya sea porque concluye el tiempo del contrato o por haberse terminado el servicio para el cual la cosa fue prestada.

Supuesta falta de plazo: A falta de una fecha indicada de devolución de la cosa, el comodante puede pedir la devolución de ésta cuando él quiera. En éste caso, el comodato se denomina precario.

Muerte del comodatario: El derecho adquirido del comodatario se extiende a sus herederos, excepto que la cosa prestada fuese sólo para el uso del comodatario.

Voluntad unilateral de las partes: Cuando, por ejemplo, el comodante reclama (con autorización de la ley) la devolución anticipada, cuando el comodato sea precario. (Villegas, Derecho Romano Online, 2010)

2.3 CONTRATO REAL DE DEPÓSITO

2.3.1 Definición:

DEPOSITO REGULAR U ORDINARIO

El depósito es un contrato real, de buena fe y bilateral imperfecto, por medio del cual un sujeto llamado depositario recibe de otro llamado deponente una cosa mueble con el fin de no usarla, conservarla y custodiarla. (Medellin, 1995)
“Despositum est quod custodiendum alicui datum est” (Deposito es lo que se da a alguien para su custodia” (Ulpiano, D. XIII, 6, 1)

2.3.2 Aspectos a tener en cuenta:
-Es un contrato real: Se perfecciona con la entrega de la datio. La simple promesa de mutuo no obliga a entregar.

-Es bilateral imperfecto: De este surgen siempre obligaciones en cabeza del depositario, pues tiene que conservar la cosa y restituirla al momento en que se pida, y eventualmente a cargo del depositante la obligación de resarcir al depositario los gastos necesarios que este hubiera hecho para la conservación de la cosa.

-Es un contrato de buena fe: La acción que lo protege tiene en cuenta este principio.

-Es un contrato gratuito: dada su función económica social si se llega a pactar una retribución deja de ser depósito, y pasa a ser arrendamiento.

2.3.3 Elementos que intervienen
Elementos personales
Depositante: Persona que confía la cosa a otra para que la guarde.
Depositario: Persona que recibe la cosa con la obligación de cuidarla.

Elemento real
La cosa objeto de depósito ha de ser mueble, de cuerpo cierto y no fungible. Si se trata de cosa fungible, ha de estar dispuesta de manera que sea factible su identificación.­­

2.3.4 DEPOSITO IRREGULAR

Clases de Depósito:

·    Depósito irregular (Depositum irregulare): Este tipo de depósito tiene por objeto dinero u otras cosas fungibles, se da la posibilidad al depositario de consumir o usar la cosa, pero está obligado a restituir otro tanto del mismo género y calidad.

Depósito necesario (Depositum miserabile): Se constituye en circunstancias o calamidades graves o fortuitas (tumulto, ruina, naufragio e incendio), que conllevan un peligro inminente para las cosas. La elección del depositario por el depositante no es voluntaria ni libre sino acuciada por la gravedad de los acontecimientos. Presenta la particularidad de que su acción va dirigida a obtener el doble del valor de la cosa depositada (Actio in duplum). (Fuoc, 2001)
·    Depósito judicial o secuestro (Depositum apud sequestrem): Es el depósito convenido por varios depositantes de un objeto, para ser restituido por el depositario a aquel de los depositantes que se halle en determinadas circunstancias previstas.

A diferencia del depósito ordinario, el secuestro solo puede restituir la cosa cuando una vez que se den las circunstancias.

Para conseguir la restitución, es concedida la actio depositi sequestrataria para el depositante habilitado a solicitar la restitución de la cosa depositada contra el secuestrario y sus herederos. (Bernard, Curso de derecho privado romano, 2006)


2.3.5 Obligación de las partes
Obligaciones eventuales del depositante
·         Entregar la cosa al depositario.
·         Resarcir al depositario los gastos que haya efectuado para la conservación de la cosa.
·         Responder  por los daños que la cosa depositada hubiera ocasionado al depositario. (Mackeldey, 1844)

Obligaciones del depositario
·         Conservar y cuidar de la cosa depositada, de conformidad con su naturaleza
·         No puede usar la cosa, ni servirse de ella excepto cuando se le conceda esta facultad; el uso de la cosa comete furtum usus (abuso de confianza). (Mackeldey, 1844)
·         Debe restituir la misma cosa depositada junto con sus frutos y accesiones al momento en que este la reclame.

2.3.6 Extinción del depósito
·         Restitución dela cosa al primer requerimiento del demandante o extinción del tiempo.
·         Capitis diminutio máxima o media.
·         Sentencia judicial
·         Muerte

2.3.7 Acciones judiciales:
Actio depositi:
Esta acción es ejercida por el depositante contra el depositario además para pedir la entrega del depósito, está hace responsable al depositario por la culpa, en la mora o la pérdida o deterioro. Esta responsabilidad se agrava especialmente cuando el depositario se ofreció espontáneamente para el contrato o cuando el depósito se hizo en exclusivo interés de él; además permitía que se pudieran depositar cosas fungibles, especialmente dinero, para que el depositario pudiera disponer de ellas con cargo de restituir la misma cantidad.

Actio depositi contraria:
Esta acción es del depositario contra el depositante, sirve para que el depositario pueda cobrar los gastos y perjuicios que ocasionó la cosa, si el depositante no reembolsa los gastos ordinarios,  pero no un precio o retribución por el servicio: en el derecho clásico, no puede el depósito dejar de ser gratuito, pues de lo contrario entraría en el tipo de arrendamiento de servicios. Solo en la época de Justiniano se admiten los depósitos onerosos.

Actio Furti:
Está acción se da a través del delito para obtener la indemnización de per juicios.
Exceptio por compensación y ejercer el derecho de retención, estas dos por parte de EL
DEPOSITARIO.

2.4 CONTRATO DE PRENDA (PIGNUS)
2.4.1 Definición:
La prenda es un contrato real bilateral imperfecto a título oneroso mediante el cual una persona llamada deudor pignoraticio o pignorante entrega a otra llamada deudor pignoraticio una cosa en garantía del cumplimiento de una obligación, quedando obligado el acreedor  a devolverla cuando le sea satisfecho el crédito (FUOC, Derecho patrimonial romano II, 2002). El contrato de prenda da nacimiento al derecho real de prenda.

2.4.2 Aspectos a tener en cuenta
1-  Se dice que la prenda  es un contrato real porque  se perfecciona con la entrega de la cosa.

2-  La prenda es un contrato bilateral (o sinalagmático) imperfecto, porque las obligaciones derivadas de este recaen en los dos sujetos en momentos diferentes del desarrollo del contrato. Así pues, en un principio el deudor está obligado a cumplir la obligación garantizada, mientras que el acreedor debe restituir la cosa una vez extinguida la obligación.

3-  El contrato de prenda es a título oneroso ya que las partes reciben beneficios y gravámenes recíprocamente. El pignorante recibe el provecho de respaldar el cumplimiento de su obligación y el gravamen de entregar la cosa, y el acreedor recibe el provecho recibir la cosa y una garantía de cumplimiento de la obligación, pero carga con el gravamen de conservarlo devolverlo.

4-  Si la prenda es o no un contrato de buena fe es un tema de gran discusión. Sin embargo la opinión dominante tiende a responder  negativamente, porque al parecer la actio pignoraticia no contenía la cláusula ex fide bona.

5-  Dado el caso de que el deudor pignoraticio no cumpliera con la obligación, el acreedor podía vender la cosa en subasta pública, sin embargo si de esa venta se obtenía más de lo adeudado, el acreedor debía reembolsar el excedente. Si la venta resultaba insuficiente para saldar la deuda, el monto restante continuaba siendo obligación pura y simple.

2.4.3 Elementos que intervienen
1 Como se dijo anteriormente los elementos personales con los que debe contar la prenda son:
-El pignorante o deudor pignoraticio quien es el que entrega la cosa en garantía constituyendo así la prenda. Este se encuentra obligado a cumplir con la obligación principal. En caso de eventualidades debe responder por el dolo, culpa grave y culpa levis in abstracto  respecto al contrato de prenda.

-El acreedor pignoraticio, quien es  el que recibe la cosa en garantía del cumplimiento de la obligación, este no podía usar la cosa dada en prenda, porque de lo contrario cometía furtum usus. A igual que el pignorante debe responder por dolo, culpa grave y culpa levis in abstracto.

2 Las cosas que se dan en prenda deben ser muebles y de cuerpo cierto para facilitar la transferencia de la posesión, algunos doctrinantes opinan que la prenda también podía recaer en los bienes inmuebles sin embargo lo más usual es excluirlos de esta.

3 La prenda no requería de elementos formales.

2.4.4 Acciones judiciales
En un principio las acciones de defensa del contrato de prenda eran obra de los pretores, constituyendo asi:

-Actio in factum que era la acción a favor del pignorante.

- Actio doli que era la acción en defensa del acreedor pignoraticio.

Después que el derecho civil sancionara los contratos de prenda surgen estas acciones:

-Actio pignoraticia directa a favor del pignorante, para solicitar la devolución de la cosa y demás responsabilidades del acreedor.

- Actio pignoraticia contraria a favor del acreedor pignoraticio, para exigir al pignorante el reembolso de gastos y compensación de daños. (Mainar, 2006)

2.4.5 Extinción de la prenda
1.    Cuando perece la cosa empeñada o cuando cambia de tal forma que es imposible regresarla a su estado inicial.
2.    Cuando se confunden en una misma persona la propiedad de la cosa, y el derecho de prenda o de hipoteca constituido en la misma, es decir, cuando el deudor se hace heredero del acreedor, o cuando este se hace dueño de la cosa empeñada.
3.    Cuando se concluye el tiempo porque fue concedido.
4.    Cuando ha sido constituido por aquel cuyo derecho era desde el principio revocable.
5.    Cuando el acreedor renuncia a él, a este se refiere el caso en el que el acreedor acepta en lugar de la prenda, una caución o cualquier otra garantía. (Navarro, 1842) 


3.    CONCLUSIONES

Como conclusiones observadas durante el proceso de nuestro trabajo investigativo tenemos las siguientes:

· Un contrato real se perfecciona con la entrega de la cosa


· El acuerdo de voluntades + la entrega de la cosa = elementos constitutivos del contrato real

· El mutuo un contrato real, unilateral, gratuito por naturaleza y de derecho estricto


· En el mutuo interviene el mutuante (quien entrega al cosa) y el mutuario (quien la recibe y tiene la obligación de devolver una cosa del mismo género y calidad)


· El mutuo recae sobre cosas fungibles

· Los efectos más importantes del mutuo son que la cosa pasa a ser propiedad del mutuario (por tanto puede enajenarla, consumirla y usarla) y recae en cabeza de él mismo la obligación de devolver una cosas del mismo género y calidad.


· En el mutuo, el mutuario puede exigir la devolución de una cosa del mismo género y calidad al mutuario a través de las acciones “Condictio certae creditae pecuniae” (si se trata de una cantidad de dinero) y la “Condictio tricaria“si se trata de cosas de género.

· El contrato de mutuo se extingue por la entrega de la cosa, por el vencimiento del plazo o por solicitud del mutuante. 

· En el mutuo la pérdida de la cosa, así sea por caso fortuito; no libera de la obligación al mutuario. 



· El comodato es un contrato real, bilateral imperfecto y gratuito.

· El comodato recae sobre cosas de cuerpo cierto
· Intervienen dos sujetos en el comodato: El comodante (quien presta la cosa) y el comodatario (quien la recibe)

· En el comodato, el comodatario tenía la obligación de restituir la cosa la comodante.
· El comodante tenía la obligación eventual de responder por los gastos extraordinarios en que haya incurrido el comodatario para la conservación de la cosa.

· El contrato de comodato se extinguía con el transcurso del plazo, petición de entrega por parte del comodante y muerte del comodatario.
· La prenda es un contrato real bilateral imperfecto a título oneroso.

· La prenda solo nace a la vida jurídica a la sombra de otra obligación.

· En la prenda la transferencia de la posesión de la cosa no implica el uso de la misma por parte del acreedor pignoraticio.

· En la prenda aunque el pignorante incumpla con la obligación el acreedor pignoraticio no puede conservar la cosa sino que debe venderla en subasta pública para así saldar la deuda y en caso de que las ganancias sean mayores que la deuda, este debe reembolsar al pignorante.

· En la prenda la muerte no es causa de extinción de las obligaciones.
· El depósito es un contrato real, de buena fe y bilateral imperfecto.

· El deposito dada su función económica social es un contrato a título gratuito

· En el depósito, la principal obligación del depositario es conservar y cuidar de la cosa depositada, de conformidad con su naturaleza, sin poder usarla, ni servirse de ella excepto cuando se le conceda esta facultad

· Los elementos personales que intervienen en el depósito personal son: Depositante y depositario.

· El elemento real u objeto del contrato de depósito ordinario es un bien mueble.

- Existen tres distintas clasificaciones el depósito: Irregular, necesario y secuestro.



4. BIBLIOGRAFIA



ÁLVAREZ, Eduardo. (2010). Curso de derecho romano. Bogotá: Uniandes.

BERNAD, Rafael. (2006). Curso de derecho romano. Caracas: Universidad católica andres bello.

BERNAD, Rafael. (2006). Curso de derecho privado romano. Caracas: Impresos Monipés S.A.

BERNAD, Rafael. (2006). Curso de derecho privado romano. Caracas: Impresos Monipés S.A.

BERNAD, Rafael. (2006). Derecho romano: curso de derecho privado romano. Caracas: Universidad Católica Andrés Bello.

BETANCURT, Francisco. (1995). Derecho Romano Clásico . Sevilla : Universidad de Sevilla .

FUOC. (2001). Derecho patrimonial romano. Fuoc.

FUOC. (2002). Derecho Patrimonial Romano. Universidad virtual.

FUOC. (2002). Derecho patrimonial romano II. Universidad FUOC.
HINESTROSA, Fernando. (2007). Derecho Civil . Bogotá : universidad del Externado .
MACKELDEY, Ferdinand. (1844). Elementos de derecho romano. Madrid: Sociedad Literaria y Tipográfica.
MEDELLIN, Carlos. (1995). Lecciones de derecho romano. Bogotá: Temis S,A.
MEDELLIN, Carlos. (2000). Lecciones del Derecho Romano. Bogotá, Colombia: Temis S,A.
NAVARRO, Ruperto. (1842). Curso completo elemental de Derecho Romano. Madrid: Imprenta del colegio de sordo-mudos.
VARELA, Antonio. (1987). Explicaciones históricas elementales del derecho romano. El faro nacional.
VILLEGAS, Ana. (15 de Noviembre de 2010). Derecho Romano Online. Recuperado el 11 de diciembre de 2011, de Derecho Romano Online: http://derechoromanoonline.blogspot.com/2010/11/contratos-reales-mutuo-y-comodato.html
VILLEGAS, Ana. (15 de Noviembre de 2010). Derecho Romano On-line. Recuperado el 10 de Dieciembre de 2011, de Derecho Romano On-line: derechoromanoonline,blogspot,com
VOTERRA, Eduardo. (1986). Instituciones de Derecho Privado Romano . Madrid: Civitas S,A.





Los autores de esta entrada (investigación) son:



NATALIA MARÍA ESPINOSA MEDINA
CINDY VANESSA ESPITIA MURCIA
MARTA LUCÍA LEÓN ARROYO
GUIDO ALEJANDRO MACHADO PELÁEZ
LAURA ESTEFANIA RESTREPO RAMOS

2011

3 comentarios:

  1. Ηi, I think yοur blog might bе having bгowser сompatibilitу issueѕ.

    When I loοk at youг ωebsіte in Chrome, it looks fine but when οpening
    in Intеrnеt Eхplorer, it has sоmе
    oѵerlapping. I ϳust wanted to give you а quick heads
    up! Οtheг then that, fantastic blоg!


    Here is my wеb ѕite; link building
    Also see my web site :: privateblognetwork.info

    ResponderEliminar
  2. DR . Raquel Alvarado Lopez.30 de mayo de 2013, 1:36

    Es muy buena esta informacion aportada .ya que nos vincula y extiende al conocimiento de lo q fue el Derecho Romano y su realse y aporte judidico a nuestra epoca .

    ResponderEliminar
  3. Encontré un sitio que te ayuda a generar ese contrato que necesitas, de una manera muy facil y sencilla y con muy buena atencion.
    Se los recomiendo www.contratosfacil.com

    ResponderEliminar